Posteado por: Redacción | 7 diciembre 2008

Aspectos sociales, económicos y culturales

Es arriesgado ofrecer una visión clara de la forma de vida de los constructores de éstos dólmenes, ya que no se ha estudiado en profundidad. Sin embargo por el ajuar funerario podemos adelantar que estamos asistiendo al primer gran cambio en la organización religiosa y social de la época. Hoy puede concluirse que el dolmen no es un lugar levantado con una finalidad exclusivamente funeraria.

Se trata de monumento religioso en el que la inhumación de los cadáveres un elemento más de las creencias que llevaron a sus constructores a levantarlos. Una muestra de ello la tenemos en la misma orientación del dolmen que generalmente es de este-oeste, con la entrada mirando hacia levante y en el hecho de haber hallado en el interior del dolmen ídolos y cerámica que indica que en su entorno se realizaban algún tipo de ceremonia. Debían de estar jerarquizados de alguna forma ya que el hallazgo de una especie de báculo indica la existencia de algún liderazgo.
Su economía se basaba en la agricultura y ganadería, aprovechando los recursos que ofrecía el espacio que ocupaban.
Probablemente no ocuparían de manera permanente el lugar, sino que harían pequeños desplazamientos limitados al agotamiento de los recursos del lugar que habitaban.

 


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: