Posteado por: Redacción | 7 diciembre 2008

Acceso y localización

  • Los Dólmenes de El Pozuelo se encuentran situados en el término municipal de Zalamea la Real (Huelva), en la Cuenca Minera del Río Tinto. Hasta la fecha se han encontrado en Zalamea un total de 49 yacimientos megalíticos que se agrupan en dos grandes áreas, la occidental que se puede denominar como cultura dolménica de El Villar – El Buitrón, y el área oriental ocupada por los dólmenes de El Pozuelo.

 

 

mapadolm La entrada al conjunto se establece en el Km 43 de la CN 435 donde se encuentra el desvío a la aldea de El Pozuelo. Una vez llegados a la aldea hay que tomar el que camino que partiendo del cementerio va rodeando el núcleo urbano y que nos dirigirá una vez transcurridos 1.5 Kms a los dólmenes 9, 6, 7 y 8.

 

Ver mapa más grande

Posteado por: Redacción | 7 diciembre 2008

El megalitismo en Huelva

El dolmen es una construcción en piedra realizada con ortostatos de gran tamaño, hincados directamente en la tierra para soportar otros que hacen de cubierta.
Son edificaciones con un carácter eminentemente funerario considerándose enterramientos colectivos donde prima el rito de la inhumación frente la incineración.
Cada individuo, colocado de diferentes formas junto a la pared va acompañado por su correspondiente ajuar.

En la provincia de Huelva podemos hablar de una cronología superior a los 5000 años, en un momento neolítico dada la coincidencia de algunos de los elementos con los localizados en los poblados del Tinto y Odiel. Hallamos en Huelva dos fases en el proceso de construcción de dólmenes:
Una neolítica, como se desprende del tipo de construcción y del ajuar encontrado, y otra calcolítica en la que podemos encontrar sepulcros de falsa cúpula.

Posteado por: Redacción | 7 diciembre 2008

Yacimientos en Zalamea la Real

Podemos encontrar cinco tipos de monumentos:
1-Pequeños dólmenes de galería en los que no existe diferenciación entre el corredor y la cámara única de que consta.
2-Dólmenes de galería y cámara única dotadas de sostén central para las piedras de cubierta.
3-Dólmenes de galería en los que a la cámara inicial se le ha añadido otras laterales.
4-Sepulcros de falsa cúpula construidos con ortostatos verticales tanto en el corredor como en la cámara.
5-Cista ortoédrica construida con grandes losas.

En lo que se refiere a los tres primeros presentan unas características comunes:
Todos ellos disponen de una puerta de acceso, un corredor y una cámara que ofrece una disposición en forma de V cubierto todo por un túmulo delimitado por un anillo peristalítico.
En lo que respecta al nº 4 llamado también tholo, muy común en zonas más al sur presenta un corredor y cámara construidos con ortostatos rematada ésta última con una falsa cúpula que le da nombre.
El último tipo es una Cista cuadrangular a la que se accedía por la cubierta, posiblemente sin anillo peristalítico


De todos los grupos de dólmenes encontrados en Zalamea éste es el de mayor importancia tanto por sus especiales características como por la riqueza de su ajuar.
Inicialmente se denominó como dólmenes de El Pozuelo a un conjunto de 18 megalitos algunos de ellos prácticamente destruidos en la actualidad y otros que se pueden enmarcar en el área occidental antes citada. Hoy podemos denominar con este nombre a los nueve primeros.
 


Todos ellos corresponden a alguno de los tres primeros tipos que hemos descrito para Zalamea :

Un primer grupo en el que a la cámara inicial se le ha añadido otras de manera más o menos irregular bajo el mismo túmulo, circunstancia que se da exclusivamente en la zona de El Pozuelo, constituidos por los dólmenes 1 al 7, otro segundo grupo del tipo gran dolmen de galería con piedras de sostén central para las losas de cubierta, representado por el dolmen nº 4 y un tercer grupo del tipo pequeño dolmen de galería con cámara única, los nº 8 y 9.
Cronológicamente son situados, tras diversos estudios, entre los años 2900
y 2400 a.d.C.

Posteado por: Redacción | 7 diciembre 2008

El Ajuar

En cuanto al ajuar que han arrojado los tres tipos de dólmenes de galería que hemos relacionado, encontramos dos corrientes culturales bien diferenciadas en cuanto a su origen y cronología. En primer lugar hay que destacar el material correspondiente a una fase neolítica que es la más abundante, consistentes en hachas de sección circular oval que sólo tienen pulimentado el filo, escoplos y azuelas hechas en piedras eruptivas, microlitos, cuchillos de silex, y placas decoradas con dibujos y perforaciones.

En segundo lugar, hallamos un ajuar que se corresponde al periodo calcolítico compuesto con puntas de flechas de lado recto o curvo y base recta o cóncava, cuchillos con retoques marginales y microlitos retocados, todos ellos de silex, cuentas de collar de diversos tamaños y formas. Junto a los útiles y objetos de adorno se encuentran también ídolos de tipo almeriense.

En lo que respecta a la cerámica, es de cierta uniformidad y se encuentran vasos y cuencos de diversas formas realizados en una pasta comúnmente pardusca, roja, gris o negra.

 

Posteado por: Redacción | 7 diciembre 2008

Aspectos sociales, económicos y culturales

Es arriesgado ofrecer una visión clara de la forma de vida de los constructores de éstos dólmenes, ya que no se ha estudiado en profundidad. Sin embargo por el ajuar funerario podemos adelantar que estamos asistiendo al primer gran cambio en la organización religiosa y social de la época. Hoy puede concluirse que el dolmen no es un lugar levantado con una finalidad exclusivamente funeraria. Se trata de monumento religioso en el que la inhumación de los cadáveres un elemento más de las creencias que llevaron a sus constructores a levantarlos. Una muestra de ello la tenemos en la misma orientación del dolmen que generalmente es de este-oeste, con la entrada mirando hacia levante y en el hecho de haber hallado en el interior del dolmen ídolos y cerámica que indica que en su entorno se realizaban algún tipo de ceremonia. Debían de estar jerarquizados de alguna forma ya que el hallazgo de una especie de báculo indica la existencia de algún liderazgo.
Su economía se basaba en la agricultura y ganadería, aprovechando los recursos que ofrecía el espacio que ocupaban.
Probablemente no ocuparían de manera permanente el lugar, sino que harían pequeños desplazamientos limitados al agotamiento de los recursos del lugar que habitaban
.

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.